Aunque se le considera parte de la comida chatarra, lo cierto es que la pizza tiene algunos beneficios para la salud que pueden serte de gran ayuda. Si no quieres renunciar a tu alimento preferido aquí te presentamos algunos consejos para comerla de manera saludable.

Lycopene es la clave en la pizza

De acuerdo al Instituto de las Ciencias de la Salud de Estados Unidos, la clave de la pizza está en el lycopene de los tomates con los cuales se elabora, el cual es un componente antioxidante y ayuda a prevenir enfermedades en el corazón así como algunos tipos de cáncer, especialmente el cáncer de próstata.

A pesar de esto, el instituto recomienda que comas pizza con moderación. Si quieres puedes comer varias raciones en diferentes horas del día.

Vitamina C

Asimismo la salsa base de la pizza es alta en vitamina C, que es un buen elemento para combatir los problemas de resfriado. Pero aún mejor es que tu sistema inmunitario se verá beneficiado con los poderes curativos del orégano, pues su ingrediente activo es el carvacrol, un agente protector del hígado.

Los ingredientes que se le añaden a la base de la pizza no son dañinos para tu cuerpo pero debes escogerlos bien. La clave está en no agregar demasiados ingredientes y combinarlos con alguna hortaliza o verdura de tu preferencia. Puedes optar por un poco de brócoli, queso parmesano, jamón, piña o ajo.

La pizza puede tener todos los nutrientes

Otro de los beneficios de la pizza es que se trata de un alimento que puede cubrir todos los nutrientes que necesita tu cuerpo con una sola ración. Solamente tienes que incluir fruta, verdura, carne o grano de pan y tendrás una pizza totalmente nutritiva.

Por último nos queda mencionar que comer alimentos hechos en casa es mucho más saludable ya que hay mayor control sobre la limpieza de los ingredientes y sobre las cantidades que se agregan.